martes, 24 de febrero de 2009

Vicios, Adicciones...


Como es sabido en el mundo actual vivimos con mayor libertinaje que antes... Muchos de los jóvenes de hoy se dedican a andar de vicio en vicio, de adicción en adicción, lastimosamente no todos los vicios y adicciones son buenas, porque todo en exceso es dañino y perjudicial para cualquier ser humano...

La idea inicial de esto post es darse cuenta de hasta donde pueden llegar los vicios y el fanatismo que a veces le ponemos a ciertas actividades. No pretendo herir a nadie, sino hablar de una experiencia que es normal en estos tiempos respecto a ese fanatismo.

En el mundo existen grupos donde las personas se puden integrar y subsistir en base a la ayudar y apoyo que le brindan en ese lugar no tan físico, pero si lleno de experiencias en problemas similares.

Para muchos es bien conocido el grupo de la triple A, o el más actual GSA. Pues bien, hablando de ese último es que me atreveré a hablar de mi experiencia en tal grupo. No soy alcohólica y nada similar, pero conozco gente cercana a mi que si lo era, al menos hace muchos años y según lo que el dice.


Inició en dicho grupo para superar las vivencias de alcohol, para dejarlo y que sus amigos lo hicieran también. Sus amigos dejaron de tomar, pero no siguieron en el grupo por muchas cosas de la vida. Pese a que el ya no tomaba siguió yendo al grupo por una posible recaída... Hace más de 30 años que pertenece al grupo. Ahora es vértice y ayuda a otros, que en mi forma de ver está muy bien.

La idea de este grupo es de brindar apoyo a sus integrantes, haciendolos sentir como en una casa, en un hogar. Me alegra saber que muchas personas ya no toman, que sus vidas han mejorado, lo que a veces no me parece es que han mejorado porque otros que se esfuerzan trabajando les dan todo lo que necesitan, incluso lujos que no tenían antes. Esto los convierte en una especie de mantenidos y lo peor que el encargado de cada pequeño grupo es el que corre con dichos gastos permanentes de los que no tienen.

A eso agreguemosle que el señor que está a la cabeza hace reuniones y fiestas a costillas de los miembros del llamado movimiento. El tiene una casa muy lujosa en una colonia reconocida de nuestro país, casa en la mayoría de los países donde tiene seguidores (México, USA, Italia...). Lo más nuevo es el hacer reuniones en cada ciudad de dichos países.


En el país pasa 3 semanas en al mes dándose un tour por todas partes, llevando sus "palabras sabias" a todos los rincones, dando de comer a todos los que asisten a costillas de los miembros de la comunidad que visita. Las reuniones son una especie de charla donde se puede preguntar al respecto; y si tu pregunta no es muy coherente que se diga ese "señor" se ríe de ellos. Entiendo que a veces que te den consejos te ayuda a salir adelante y el señor, pese a todo hace su intento de ayudar. Lo malo es hasta donde son capaces de llegar sus seguidores con tal de ir a escucharlo siguiéndolo a todos los rincones, como si no tuvieran más vida que seguir los pasos de ese señor.

Llegan a idolatrar a un hombre. El fanatismo es un vicio igualmente perjudicial como lo es tomar o fumar. Éste causa estragos, destruye hogares, lleva consigo el abandono de la familia, causa prioritarismo a dicho grupo (sea cual sea), desprendimiento económico hasta el grado de mantener a otros en sus lujos y no simplemente en sus necesidades.

En fin, son cosas que perjudican al desarrollo del ser humano, denigra tanto como el alcohol y como todo llevado a exceso puede causar la destrucción no solo familiar sino que personal.

2 comentarios:

[Alecita ♥] dijo...

En verdad que todos los excesos son malos, y aplica en casi todos los aspectos de la vida :(

Wendy Kitty dijo...

si es cierto, uno no se da cuenta que tiene un vicio hasta que esta mas hundido que a saber que U.U