martes, 2 de noviembre de 2010

Ella en sus recuerdos


Una bella tarde de noviembre, cuando el frío comienza a circundar por el aire, días en los que el cuerpo se estremece ante la brisa; a veces pareciera que el mismo viento quisiera juguetear a acariciar nuestra piel, a susurrarnos al oído que en una tarde fresca muchas cosas pueden suceder, a permitirnos volar la imaginación con los pequeños detalles que inundan nuestros pensamientos...

Precisamente una tarde de noviembre, ella comenzó a extrañar la sensación que ocurre cuando uno está enamorado... A sus alrededores ella miraba muchas parejas dándose cariño, arrumacos y todo tipo de amor que es típico de la época de frío... Mientras caminaba, su mente despejaba las preocupaciones que tenía y volaba por los aires, caminaba sin rumbo, soñaba despierta... Ella veía pasar por su mente cada uno de esos bellos momentos que aún guarda en su memoria, momentos en los que ella era feliz, momentos en los que ella amaba con locura... Recordaba aquel beso que soñó tanto y que recibió con tanta pasión, con tanto sentimiento, con tanto amor... Juró que ese día quedaría para siempre en su memoria, que sería inolvidable, que nunca nadie podría borrar...

Esa tarde de ensueño, ella recordaba también a aquel ser que tanto amó y se juró nunca olvidar pese al tiempo, pese a la distancia, pese a que sus caminos no se cruzaran de nuevo jamás... Ese amor de invierno, ese amor de fuego, ese amor que despertó momentos imborrables en su vida... Ese amor que ya no estaba con ella, pero que aún seguía presente en su corazón como aquel día que se conocieron, que se vieron por primera vez...

La vida se había encargado de alejarlos, pero sabía que también ellos se seguían amando como siempre y más aún que antes; ella esperaba con ansias el día de poderle ver otra vez y decirle que su corazón le pertenecía para siempre, que si la vida se los permitía, ella quería pasar el resto de su vida junto a el...

Pero esos deseos no eran más que parte del juego de la época, momentos en que ella recordaba lo feliz que fue, momentos en que ella sonreía a solas, momentos en que nada era más importante que dejarse llevar y perder la noción del tiempo, momentos que ella nunca iba a olvidar...

3 comentarios:

tony_cm dijo...

Me gusta
si en esta temporada del a˜õ siempre los recuerdos de nuesta vida vienen a uestra mente para recordarnos que otro año esta apunto de irse y de saber las cosas que emos echo y los momentos felices que emos vivido y los momentos tristes tambien

P.D: se te extraña mucho aqui espero que entres mas seguido por aqui
P.D.2 no me gusta el nuevo color :P

att: tu fiel admirador.
y el mas viejo creo :)

Sirenita dijo...

Que bonito! Cuantos recuerdos me trae este post! Y lo peor de todo... que difícil es estar enamorado y no ser correspondido. Un saludo y animo.

Genius dijo...

me gusto tanto, ahora que ando un poco sensible, me puso aguaditos los ojos...

bendiciones...