jueves, 21 de abril de 2011

Un día de descanso


El mejor día que cualquier persona puede desear y disfrutar como nunca es un día de descanso, un día en el que podemos hacer de todo o literalmente no mucho, pero que puedes hacer muchas actividades como:

Dormir!!!! Estar consiente que te puedes despertar, pero seguir recostado en tu cama hasta que tengas ganas de levantarte;

Saber que el resto de tu día puedes invertirlo en hacer las mil y una cosa que más te gustan;

Sentir cómo tu baño en la tina se llena de burbujas y ricos aromas que te hacen descansar y disfrutar como nunca de un baño;

Poder sentirte cómodo con simplemente usar un pants, camiseta y tus pantuflas favoritas;

No tener en mente que tienes alguna responsabilidad laboral ni estudiantil, que puedes estar tranquilo con tu consciencia por ello;

Gastar tu tiempo en soñar, pensar y recordar a cada instante a esa persona que siempre quiere robarte el espacio y el mismo tiempo;

Practicar aquellas habilidades que tienes cocinando los platillos más deliciosos que tenías mucho tiempo de no degustar;

Vivir aquellos momentos de película que tenías meses sin sentir con tus seres queridos;

Disfrutar del rico calor de la tarde viendo la televisión o simplemente sentarte en aquella terraza donde puedes apreciar el cielo y las hermosas nubes que lo llenan;

Llenarse de muchas emociones y recuerdos del amor que un día tuviste, del que tienes o del que tendrás viendo aquel cielo estrellado y lleno de vida desconocida;

Respirar el aire que aquel vientecillo hace llegar hasta tu rostro en esa especial noche;

Desear que este día no termine nunca, que perdure para siempre o simplemente que se pueda repetir muchas veces más en nuestro día a día;

Decidir soñar como si fuera la primera vez desde tu cama, después de orar y dar gracias al creador por permitirte ser simplemente tu una vez más...


2 comentarios:

C-Phoenix dijo...

EN pocas palabras... en u ndia de descanso hay que dejarse llevar por los deseos mas profundos de cada quien... y aunque sea en sueños, vivirlos al maximo.

La Extranjera dijo...

Aburridísimo y asquerosamente superficial el pensamiento.