sábado, 12 de mayo de 2012

Demonios

Mil demonios dominan mis pensamientos, pero el que quizá me está destruyendo poco a poco es el de los recuerdos...

Hace mucho tiempo que dejamos de ser aquella pareja que todos envidiaban, admiraban y deseaban... Hubo personas que dijeron "no creía en el amor sino hasta que los vi a ustedes juntos"... Todo iba muy bien, los típicos enojos tontos, los besos que los curaban, los famosos te amo y los suspiros vagos todas las noches en las que soñaba contigo...

Hoy nada queda de eso que fue hermoso, una etapa que nunca hubiese deseado que terminara, un futuro que parecía tener rumbo pero que al final no había más que un abismo... 

Si todavía te quiero... pues si, te quiero y mucho más que siempre... Lo malo es que las cosas no son y quizá no volverán a ser... Quizá por falta de comunicación, porque nunca te dije que sabía que estabas enamorado de otra, porque tu nunca me dijiste que te incomodaba que yo no decidiera pasar más tiempo contigo, porque no podíamos expresar muchas cosas por la misma costumbre o la inseguridad en ambos... quizá había cosas que se podían solucionar o quizá no, pero no se dio la más mínima oportunidad de ver si había remedio...

No sé si es que me había acostumbrado a que mi vida girara en torno a ti que nunca quise sofocarte, hacerte sentir vigilado, sentir que no te daba aire ni espacio para que fueras tu, para que tu vida no cambiara del todo, porque de eso me enamoraste, de tu sinceridad, de tu forma de ser, de tu yo interior y al pie de la lucha...

Ahora es tarde para decirte lo que sentí, siento y siempre sentiré por ti, porque quizá ya no valga nada, porque las cosas han cambiado, porque yo ya no te intereso, porque tu lo decidiste o porque yo te he desilusionado con mi conducta en los últimos meses... Lo único que queda por decir es que no me conoces y que yo a ti tampoco, pudimos pasar muchos momentos juntos, pero jamás darnos el tiempo de conocernos a fondo...

No hay marcha atrás, las decisiones han sido tomadas, la vida sigue y lo único que me queda es levantarme, poner la frente en alto y seguir caminando hacia mi destino, luchando día a día con todos mis demonios y evitar que ellos no vuelvan a querer apoderarse de mi mente y de mi corazón nuevamente...


2 comentarios:

Ρολανδ Σεντινο dijo...

Ohhh vamos, no hay demonios. Los recuerdos no tienen la conciencia que tiene quien los recuerda. La vida no se trata de luchar, sino de vivir. No hay ciencia mas que seguir y experimentar.

militodias360 dijo...

LOS DEMONIOS POSEEN LOS CUERPOS Y LAS MENTES PARA EL MAL, LOS ANGELES NOS HACEN SOÑAR, PERO AL FIN NO SON LOS DEMONIOS ANGELES CAIDOS????