miércoles, 1 de mayo de 2013

Sin explicaciones claras

Es difícil poder buscar algunas explicaciones a las cosas que simplemente pasan, más cuándo uno cree que todo está bien, que no hay causas que las terminen, todo lo que uno ama y valora.

Las cosas parecían ir bien, todo se movía con ritmo, hasta el punto de pensar que todo era perfecto y que nada podía estar mal en su vida. Tenía el trabajo que tanto quería, un noviazgo perfecto, una familia muy unida, una economía envidiable...

Un día las cosas se volcaron y todo comenzó a salir mal, una a una las cosas perfectas dejaron de serlo; se convirtieron en calvarios y sacrificios inimaginables... todo por creer tener un control de todo cuando nada en la vida es cien por ciento confiable y seguro, más sin un plan de respaldo en caso de emergencias como ésta.

Su vida perfecta se fracturó en el momento que su relación  su noviazgo se terminó, un noviazgo de más de 8 años... Simplemente la magia se acabó, ya no siento aquel amor que te tuve, la vida te cambió y ahora no te conozco más, no eres la misma persona que me prometió el mundo entero y que acepté sin condición, le dijo su ahora ex-pareja.

Por otra parte, su trabajo perfecto necesitaba más tiempo, el poco tiempo que tenía pasa sí se limitó a un par de horas de sueño, por lo que su estado y condición física se quebrantaron, terminó hospitalizado, con problemas cardíacos, azúcar en la sangre y para colmo problemas de anemia... Ya no podía trabajar al ritmo que su ahora ex-trabajo requería.

Su familia ya no era tan unida, los lazos se fueron distanciando conforme todos sus miembros se distanciaron por todas las circunstancias del ambiente, labores en casa, estudios, cargas de trabajo continuas... Se veían prácticamente unos minutos antes de dormir y de allí hasta el día siguiente la misma rutina. Sus padres estaban en conversaciones de divorcio y la constante disputa de quien se encargaría de los más pequeños.


Todo era un caos, problemas tras problemas, sin ganas de seguir adelante, entonces fue que pensó en romper la cadena de tragedias, intentó quitarse la vida, trató por muchos medios para conseguirlo, pero no pudo. Siempre había algo que impedía su tan solicitada muerte. Las circunstancias siempre lo bloqueaban.

Fue entonces cuando decidió buscar ayuda... Probó con muchas cosas, psicólogos, analistas de pensamientos, brujos, rituales, grupos de ayuda, libros de superación... Al fin de tantos intentos fallidos, se acercó a lo me muchos llaman dialogo con uno mismo, comenzó a orar, conoció el significado de muchas cosas mediante la oración y fue entonces que comenzó a ver soluciones, pudo ver motivos y razones por las que todo en la vida pasa por algo, porque sin problemas no podemos llegar a comprender el verdadero significado de ser feliz y vivir en paz y armonía con el mundo.

Hoy comprende que lo que pasó hace que sea mejor persona, ahora ha vuelto a vivir luego de estar totalmente muerto... Sin más, todo lo bueno que tuvo estaba de vuelta, ahora sabía priorizar, tomar la debida importancia de las cosas, vivía siendo feliz con todo lo que le rodeaba...