sábado, 15 de noviembre de 2008

Ver la vida en minutos...


Más de alguna vez me he preguntado qué es lo que voy a pensar en el instante que me de cuenta que estoy a unos minutos de pasar a otro mundo (que conste, no es que me desee la muerte o algo parecido, ni que me quiero suicidar, simplemente es algo que todos nos podemos preguntar algún día).

Este viernes pasó algo que en un inicio me puso algo preocupada, pero que luego se convirtió en una pregunta inesperada. Este año estoy realizando mi servicio social, justo este ciclo decidí ayudar con una materia de estadística, que es impartida a estudiantes de la carrera de licenciatura en ciencias de la educación, sociología e inglés. El grupo de ciencias de la educación (que son mayoría en el grupo, aproximadamente son 78) se dispusieron a realizar un viaje investigativo a una playa de nuestro pulgarcito, que serviría para ganar una nota de la materia de biología. Salieron aproximadamente a las 8 de la mañana de la Facultad, en unos de los vehículos que la U tiene. Justo antes de llegar a los naranjos, según dicen, se sentía un olor algo extraño en el bus más grande, pero el motorista no decía mayor cosa al respecto, en una de las curvas más cerradas del trayecto el bus perdió el control y fue a dar a un barranco de 50 metros de profundidad, para fortuna de todos los que lo abordaban, el bus quedó detenido en una ramas de árboles que habían allí.

En ese instante, todos experimentaron la sensación que planteaba al inicio, la incertidumbre de no saber qué pasaría si... abordaba sus mentes, algunos del horror que sentían sufrieron contuciones algo serias, se cortaron, se paralizaron, no sabían que hacer del miedo que les abordaba, pero que gracias a Dios todos salieron vivos, algo heridos, pero al fin vivos.

Es difícil tener certeza de cuándo un viaje de la U, un viaje que te equivale a un punto de tu nota, puede ser el causante de pasar al otro mundo; a veces creemos que hacer todo lo que los docentes nos exigen por los dichosos puntos es lo mejor, pero no sabemos cómo pueden terminar las cosas.

Creo que la muerte nos vendrá en el momento justo, no antes ni después, pero por eso hay que vivir siempre en armonía con Dios y con nuestros prójimos...

5 comentarios:

Mariolinocopinol dijo...

menudo susto! gracias a la providencia q paso a mayores!

GeR0 dijo...

Yo me di cuenta por la radio y lo primero que me paso por la mente fueron unos amigos que estan haciendo una jorndada tecnida de estudiantes de ingenieria civil. ese dia ellos tenian programada una visita tecnica. Gracias a Dios no fue algo grave pero si es que un buen susto!

♪ѕannmarroKin♥♪ dijo...

En efecto, gracias a Dios no paso a más! Y es cierto, nadie sabe cuando le toca :\!!

kiry dijo...

Menos mal que no pasó a mas!!

Gracias a Dios!

saludos!

Princesita Soñadora dijo...

mala onda por tus compañeros...uta no me imaagino como se habran sentido..tene cuidado niña...solo keda encomendarse a Dios!!