martes, 27 de mayo de 2008

La oscuridad de la noche...

Hoy en la noche, después del parcial de RRHH se fueron las luces en la U... xD.... Ese hecho me hizo recondar muchas cosas de mi adolescencia, en particular esa noche donde estábamos reunidos unos amigos platicando de muchas cosas de la vida, discutiendo un poco de música y de noviazgos, contando algunas anécdotas y sucesos que pasaban... Justo en el momento que uno de ellos dijo que si habían besado a alguien sin que esa persona supiera, se van las luces de donde estabamos reunidos... Uno de mis amigos era el niño que me traía en la Luna de Valencia (como decían las monjas del colegio donde estudié cuando se nos iba la noción del tiempo y comenzábamos a suspirar xD) recordé que esa noche ambos estábamos sentados a la par y de momento comenzaron las risas nerviosas, esos momentos en los que quieres que venga la luz para ver que pasa a tu alrededor... Justo en ese momento, alguien me tomó la mano (fue el niño que me gustaba, porque hace unos años me lo confesó) y en un dos por tres me besó... por un momento no quería pero luego me dejé llevar y respondí al gesto... instantes después de lo susedido en la oscuridad todo volvió a la normalidad sólo que no quise decir lo que había pasado y menos preguntar quién había sido... Después nadie recordó lo de la pregunta a medias y nos dimos cuenta que era tarde y que cada quien para su casita... Allí quedó ese hecho, en la oscuridad de la noche, convertido en una confesión del alma, en el deseo de expresar lo que sentíamos sin testigos, sólo la noche el y yo... Inolvidable noche que quedó en mis recuerdos para siempre y que cada vez que la luz se va hace que vuelvan a mi memoria esos recuerdos...

La oscuridad de la noche, testigo de todo, recuerdos de nada...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojala tengas recuerdos asi de mi porque yo te quise te quiero y te querre

jv

Hugo Barrientos dijo...

Ta vergon esa ultima linea... escribis bien...

kiry dijo...

La luna de Valencia...

Bueno me gusto la entrada, la verdad es que en la espontaneidad de muchas cosas hay tanta magia!!

saludos,

Anónimo dijo...

bueno noche inolvidables y de mucho recordar en la vida de los amores que no se dan jaja